Más allá de la democracia

Nesic, Karl

A la vez revisión crítica del concepto y la historia de la democracia y constatación de su agotamiento y la consiguiente necesidad de su superación, este libro no pretende proporcionar herramientas para una nueva depuración de la democracia actual o de sus instituciones, una última reforma o un señalamiento de sus posibilidades de mejora; antes al contrario, pensar la democracia, hoy, es pensar e inventar otras formas radicalmente diferentes de hacer, de ser y de vivir.


Traducción:
17,5€

50 disponibles

Detalles del libro

Páginas: 236
Fecha de publicación: 2013
ISBN: 978-84-8381-172-6

Sinopsis

Los límites de la democracia representativa son hoy incuestionables. La demanda de una democracia real, justa, activa, constitutiva de sociedad es cada vez más compartida, como lo es el descrédito de las instituciones y los partidos que se amparan bajo su sombra al tiempo que la desactivan o niegan. Se impone pensar los límites de la democracia contemporánea y abrir sin temor alguno una reflexión sobre el problema de la democracia más allá del capitalismo, vale decir, sobre otra forma de organización social. A esta tarea se dedican Gilles Dauvé y Karl Nesic en este libro.

A la vez revisión crítica del concepto y la historia de la democracia y constatación de su agotamiento y la consiguiente necesidad de su superación, este libro no pretende proporcionar herramientas para una nueva depuración de la democracia actual o de sus instituciones, una última reforma o un señalamiento de sus posibilidades de mejora; antes al contrario, pensar la democracia, hoy, es pensar e inventar otras formas radicalmente diferentes de hacer, de ser y de vivir.

El autor

Nesic, Karl

Karl Nesic (1945 - 206) trabajó como personal de limpieza, educador de calle, cooperante, antes de convertirse en obrero de imprenta y después en parado. Gilles Dauvé, nacido en 1947, ha enseñado durante muchos años en un instituto profesional en la periferia de París. Participa desde hace cuarenta años en los debates y combates en favor del comunismo. No el de la difunta URSS, sino el que animaban Marx, Rosa Luxemburgo, Pannekoek, Bordiga, Durruti y Debord.